Acerca del Centro

Trabajamos cada día con dedicación y entrega para ofrecer Fisioterapia de calidad, basada en tratamientos individualizados y siempre personalizados en función de las necesidades de nuestros pacientes.
Nuestra especialidad es la Terapia Manual y nos mantenemos en constante formación para continuar creciendo siempre como profesionales y así poder ofrecerles lo mejor en Fisioterapia.

lunes, 15 de noviembre de 2010

¿QUÉ SON LOS PUNTOS GATILLO?


Muchos de vosotros habréis oído hablar de los Puntos Gatillo o Trigger Points y muy probablemente os habrán tratado más de uno de estos puntos dolorosos. Aunque es un término que utilizamos a menudo los fisioterapeutas desde hace mucho tiempo, dentro de la terminología médica no está aún suficientemente extendido. Si bien es cierto que con la creciente fama de la técnica de "Punción Seca" la gente va conociendo algo más qué es eso de los Puntos Gatillo,  la mayoría de los pacientes no saben de qué les estamos hablando.


Los Puntos Gatillo Miofasciales son pequeñas contracturas musculares (zonas de contracción mantenida de las sarcómeras, o unidades contráctiles, que forman la fibra muscular) en forma de nódulos dolorosos que dan lugar a bandas tensas a lo largo del músculo.


La presencia de Puntos Gatillo en los músculos originan una serie de SIGNOS Y SÍNTOMAS que nos ayudan a identificarlos como tal y diferenciarlos de otros tipos de patología muscular:

- La compresión del Punto Gatillo con nuestros dedos produce un dolor exquisito  puntual en la zona de palpación y que muy frecuentemente puede ser también referido, es decir, a cierta distancia del Punto Gatillo y con un patrón característico en cada músculo, el cual puede manifestarse de forma parcial, total o incluso en otras regiones que aún no han sido descritas. El paciente suele reconocer este dolor provocado como "su dolor".
Pueden coexistir al mismo tiempo varios Puntos Gatillo dentro del mismo músculo y en musculatura vecina, solapándose sus patrones de dolor referido. Esto, en algunas ocasiones hace que el mapa de dolor que se origina sea similar al de otro tipo de patologías, siendo preciso realizar un diagnóstico diferencial adecuado, sin olvidar la exploración en búsqueda de posibles Puntos Gatillo.

Patrón de dolor referido de los escalenos que puede abarcar
el pecho, zona interescapular y miembro superior.

Patrón de dolor referido del
glúteo menor, similar al dolor por
 radiculopatía de L5, S1.

Patrón de dolor referido
del trapecio superior, que
provoca dolor de cabeza.

















- Cuando la banda tensa es pinzada o realizamos una especie de "rasgado" sobre ella con el pulpejo de los dedos, se produce, aunque a veces es difícil de apreciar visualmente, una respuesta de espasmo local, que es una contracción súbita de la banda tensa.



- Habitualmente el estiramiento completo del músculo está limitado por ser doloroso, al igual que su contracción
- Puede ocasionar restricción de la movilidad.
- Presencia de debilidad muscular.
- Descoordinación y alteración de los patrones de activación motora.
- Fatigabilidad muscular.
- Retardo en la relajación y en la recuperación muscular después de su actividad.
- Espasmo muscular en la zona de dolor.
etc.


Los Puntos Gatillo se pueden clasificar como activos, que son dolorosos sin necesidad de estimularlos mediante la compresión, y latentes que, pudiendo presentar todas las características anteriores, están "clínicamente dormidos", es decir, que sólo duelen cuando son palpados.
Según su situación dentro del músculo pueden ser centrales, que se localizan en el vientre muscular, e insercionales, localizados en su inserción.
También existen Puntos Gatillo claves, responsables de la actividad de uno o más Puntos Gatillo denominados satélites. La inactivación de un Punto Gatillo clave inactivará los satélites sin necesidad de tratarlos directamente.


¿CÓMO SE CREAN LOS PUNTOS GATILLO?


Actualmente la teoría más aceptada acerca de la naturaleza de los Puntos Gatillo, por su evidencia científica hasta el momento, es la HIPÓTESIS INTEGRADA (Simons, 1996). Aunque a groso modo, entraré un poquillo en conceptos técnicos:

1- Todo comienza con un problema en la zona donde contactan un nervio motor y la fibra muscular a la cual inerva, la llamada "placa motora". A este nivel se produce un aumento anormal de la liberación del neurotransmisor acetilcolina.

2- Esto da lugar a una liberación continuada de calcio en la fibra muscular, lo que origina la contractura de las sarcómeras. Esta contractura produce:

           - Una demanda extra de energía.
           - Compresión de los vasos sanguíneos de la zona y por tanto disminución del aporte de oxigeno y nutrientes. Sin oxígeno no se puede cubrir esa demanda de energía (es la denominada "crisis energética"), que es necesaria para que se pueda recaptar el calcio y cese la contracción muscular, entrando en un círculo vicioso de contractura.

3- El sufrimiento del tejido debido a la contractura, hace que se liberen sustancias que sensibilizan los nervios cercanos y que podrían por tanto ser las responsables del intenso dolor, además del resto de los efectos sensitivos, motores y autonómicos, que producen los Puntos Gatillo.

4- A su vez las sustancias sensibilizantes, podrían contribuir a la liberación excesiva de acetilcolina, comenzando el proceso otra vez.






Un Punto Gatillo  SE PUEDE FORMAR O ACTIVAR POR:


- Sobrecarga aguda del músculo.
- Por fatiga muscular resultado de un sobreesfuerzo.
- A raíz de un impacto directo.
- Como consecuencia de una radiculopatía.
- Pueden ser activados indirectamente por otros Puntos Gatillo.
- Por enfermedad visceral.
- Se pueden activar también por disfunciones articulares.
- Consecuencia de estrés emocional.


Para su TRATAMIENTO se pueden utilizar una o varias de éstas técnicas:


- Liberación por presión: es posiblemente la más extendida. Consiste en la aplicación de una presión sobre el Punto Gatillo, que se mantiene en o por debajo del umbral del dolor de la persona sin sobrepasarlo, y que es progresivamente creciente hasta encontrar una barrera de resistencia del tejido (tensión). El contacto se mantiene hasta que ésta barrera tisular se libera y se aumenta la presión hasta alcanzar una nueva barrera, para eliminar así la tensión y la sensibilidad dolorosa del Punto Gatillo.

- Aplicación de spray refrigerante y estiramiento del músculo.

- Técnicas de contracción-relajación, relajación post isométrica, inhibición recíproca, energía muscular... para recuperar la longitud normal del músculo acortado.

- Masaje.

- Otras técnicas como: Inducción o Liberación Miofascial, electroterapia (corrientes analgésicas tipo TENS, ultrasonidos...), calor.

- Punción seca (con una aguja similar a la de acupuntura y sin introducir sustancia química alguna), superficial y/o profunda. De momento es la forma más precisa y probablemente más eficaz para tratar Puntos Gatillo.


Para completar el tratamiento del Síndrome de Dolor Miofascial (SDM) provocado por Puntos Gatillo, tras su "inactivación", es preciso ABORDAR LOS FACTORES ETIOLÓGICOS O PERPETUADORES de los Puntos Gatillo, como puede ser el tratamiento de otros Puntos Gatillo latentes, problemas o factores sistémicos (metabólicos, endocrinos, nutricionales, etc.), disfunciones articulares, viscerales o neurodinámicas, etc.

Si se detectasen problemas en la estática y la dinámica corporal, es fundamental llevar a cabo acciones correctivas tanto de la postura como de los movimientos, gestos o hábitos nocivos, estableciendo también una pauta de ejercicios de fortalecimiento y/o estiramientos si fuese necesario, para evitar la reactivación de los Puntos Gatillo.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...